Las películas estrenadas en sistemas de streaming como Netflix han generdo una auténtica revolución en el cine, pero también han provocado dudas sobre los premios que ameritan. Hace apenas unos meses, Pedro Almodóvar desató la polémica al declarar que “para mí sería una enorme paradoja que la Palma de Oro, o cualquier otro premio, sea para una película que no se pueda ver en salas. Mientras siga vivo, defenderé algo que muchos jóvenes ahora mismo no conocen, que es la capacidad de hipnósis que tiene una gran pantalla en el espectador”.

Ahora Steven Spielberg se suma al debate [vía], tras asegurar que los filmes de Netflix o de cualquier sistema de streaming “que obtienen requisitos simbólicos, como estar en unas cuantas salas durante menos de una semana, [no] deben calificar entre los nominados al Premio de la Academia”.

El creativo justificó sus palabras tras recordar que “cada vez más habrá más cineastas que batallen por conseguir dinero, o por competir en Sundance y posiblemente por tener la oportunidad de estrenar sus filmes en cines. Y cada vez más dejarán que el SVOD (Streaming Video On-Demand) financie sus películas, quizá con la promesa de una pequeña ventana en salas para calificar a los premios. Pero lo cierto es que, una vez te comprometes con el formato televisivo, es una película para televisión“.

El director de Ready Player One concluyó que estos contenidos “merecen un Emmy, pero no un Oscar“, tras reiterar que no son proyectos creados para el formato cinematográfico.

¿Coinciden con las palabras de Steven Spielberg? El debate alrededor del streaming continuará intensificándose en los próximos años, con una oferta de películas que se torna cada vez más amplia. Queda esperar la respuesta definitiva de la Academia y los diferentes certámenes alrededor del mundo, que bien podrían cambiar sus reglas en beneficio de los métodos tradicionales o abrirse definitivamente a estas nuevas tecnologías.

 

Cinepremiere.com

Facebook Comments