“Cómprame un revólver”: la realidad de los niños y el narco

"Vamos a escribir una carta a otros niños sobre lo que se vive en México"

0
192

“Cómprame un revólver” es una carta a los niños en México para que resistan al narcotráfico; asegura su director Julio Hernández Cordón. El largometraje es el encargado de representar a México en la Quincena de Realizadores en Cannes.

La película retrata la vida de una niña que, a causa de la violencia extrema de su entorno, se ve obligada a ocultar su género detrás de una máscara y que para evitar un secuestro debe usar una cadena atada al pie. Ella ayuda a su padre, un hombre adicto al ‘crack’, a cuidar de un campo abandonado de beisbol en el que juega una banda de narcotraficantes.

El hombre, que ya ha perdido a su esposa y a una hija secuestradas por los mismos individuos, está dispuesto a todo para proteger a la única integrante de su familia que le queda. Juntos viven una historia de supervivencia y amor.

El argumento de la película se acompaña de tiernos momentos aportados por la mirada de la niña quien, junto a tres amigos recrea toda clase de historias en sus juegos.

La película es “un homenaje muy extraño a las cosas que me gustaban de niño y a las historias de Mark Twain y Mad Max”, contó al término de la proyección Hernández Cordón.

El filme busca hacer un llamado de resistencia a las nuevas generaciones y por ello, el director guatemalteco-mexicano eligió a sus hijas, de 10 y 13 años, para protagonizar su cinta.

“Les dije: vamos a escribir una carta a otros niños sobre lo que se vive en México”. “Quiero que ellas resistan para que tengan la posibilidad de cambiar las cosas”, explicó.

Hernández Cordón aprovechó la tribuna que le ofreció la Quincena para mandar un mensaje “a los periodistas del primer mundo”.

“Digan a sus políticos que ya es hora de legalizar las drogas. México ha puesto ya demasiados muertos. Estados Unidos nos está inundando de armas por algo que no se consume totalmente” en el país, dijo.

Facebook Comments