Ariana Grande ha sido tema de todo el año gracias al lanzamiento de su álbum Sweetener, al rompimiento con su ex novio Mac Miller, y a su compromiso con su actual pareja Pete Davidson, y aunque quisiéramos que fuera por buenas noticias que se habló de ella en últimos días, no fue así.

Y es que el fin de semana se llevó a cabo un homenaje a la recién fallecida “Reina del Soul“, Aretha Franklin, de quien la intérprete de “Side to Side” era gran seguidora y se le invitó a ser partícipe de dicho evento.

Pero lo desagradable e incómodo ocurrió al momento en que estaba junto al pastor Charles Ellis III, quien ofició el evento y demostró mucho (demasiado) cariño a Ari, quien visiblemente no se sentía bien a su lado.

En declaraciones posteriores, el pastor pidió disculpas a la cantante, y a toda la comunidad que se haya sentido ofendida, y también aclaró que “nunca sería mi intención tocar el pecho de una mujer”, sin embargo, las imágenes parecen muy diferentes a sus palabras.

Hasta ahora, la cantante, quien goza de éxito gracias a Sweetener, no ha comentado nada al respecto.

Facebook Comments