Aún y cuando las autoridades aseguraron el mes pasado que no habría más alzas para lo que resta del año, empresarios y usuarios coinciden en señalar aumentos desde un 30 y hasta 300 por ciento

Por: Sergio Salazar

ACUSTIK NOTICIAS

Cancún, Quintana Roo.- Estos aumentos descontrolados de la Comisión Federal de Electricidad ponen en riesgo a miles de empresas a lo largo del país, y con ellas, también a un número incalculable de fuentes de empleo

En diversas ocasiones, colonos de las zonas más vulnerables de Cancún se han manifestado en contra del alza a las tarifas de energía eléctrica, sin respuesta positiva por parte de la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Ello, aunque una de las promesas del Presidente Enrique Peña Nieto fue precisamente el bajar las tarifas eléctricas, situación que no sólo no ha sucedido de esa forma, sino que se han incrementado, en algunos casos hasta un 300 por ciento.

Pero este aumento de costos no es privativo del servicio doméstico. El consumo comercial es uno de los que más ha sufrido esta espiral de precios, al grado de que muchos negocios enfrentan hoy en día un riesgo de quiebra, al no poder pagar sueldos ni prestaciones por los altísimos costos en el consumo de electricidad, indispensable para su operación; o se ven en la necesidad de retener sueldos a empleados para pagarlos posteriormente, como puede ocurrir con prestaciones como el aguinaldo, puntualiza Inna Germán, presidente del Consejo Coordinador Empresarial del Caribe:

“Obviamente, ¿Qué es lo que hacemos como empresarios? O sea lo primero que pensamos es en pagar la nómina ¿no? Ese es nuestro objetivo final, y eso, pues, te mata que dejas de invertir, que dejas de mantenimiento; pero si ya dejaste de hacer todo y no te queda, lo que te queda es sentarte a platicar con tu equipo de gente y decirles: Oigan, esto es malo pa’ todos. ¿Qué hacemos?”.

Si bien la CFE asegura que ya no habrá más incrementos en lo que resta del año, en los recibos siguen llegando diferentes cargos que incluyen infraestructura y producción, costos que ya fueron cobrados anteriormente a todos los mexicanos; además de distribución y un cargo por Cenace, el Centro Nacional de Control de Energía, un organismo público descentralizado cuyo objeto es ejercer el Control Operativo del Sistema Eléctrico:

¿Por qué ha subido tan desenfrenadamente el consumo a las empresas? Esto se debe principalmente, al alza en el precio del petróleo y la falta de gas natural, lo cual, al mezclarse con la ineficiencia de la CFE, se traduce en mayores tarifas eléctricas, señala la misma iniciativa privada.

Y dentro del gremio empresarial, son los hoteleros, el sector más influyente dentro de los destinos turísticos, quienes se han declarado en rebeldía ante los altos costos y ahora buscan detener el cobro de las taridas eléctricas, tras asegurar que esto podría llevar al cierre de negocios y el despido de trabajadores.

En un sector más vulnerable todavía, como el educativo, este excesivo aumento también pone en riesgo a miles de estudiantes, luego de experimentar incrementos de casi el 100 por ciento, como explica el Ingeniero Nicolás Thompson, director de una escuela particular en Cancún, cuyo aumento en su tarifa fue de 20 mil pesos:

“Ya tiene tres meses que el consumo se disparó al doble del consumo normal y verificando pues consumimos prácticamente lo mismo, pero el consumo, el recibo llega al doble. Hemos cambiado los climas a modelo inverter; hemos cambiado los focos de luz tradicional a focos LED porque fue el consejo que nos dio la empresa que nos asesoró lo del Fide, que inclusive creo que es una rama también de la CFE, que nos aconsejó hacer todo ese tipo de cambios; pero al contrario, en lugar de ver que se reduzca el consumo hemos visto que se duplicó el recibo”.

Y si bien la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo estima condiciones favorables para que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) realice una reducción a las tarifas eléctricas a la brevedad, en apoyo a negocios afectados por los elevados costos; el sector privado espera lograr un buen acuerdo, para que las 40 mil empresas que se han quejado de este incremento, puedan mantener sus operaciones:

“Yo fui a las oficinas, desafortunadamente llegué un minuto faltaba para que cerraran la oficina y me dijeron que ya no me podían atender que porque tenían que hacer un trámite para poder cerrar su horario de trabajo. Pasé al checador donde se checan los recibos para ver el historial y efectivamente, el muchacho que está ahí atendiendo, muy amable, me explicó que sí, que los recibos han incrementado a nivel general… Esperemos que este nuevo cambio de gobierno se ponga las pilas y realmente pues dejen de dañar al pueblo”.

Por otro lado, en octubre de este año, Jaime Hernández Martínez, director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), aseguró ante la Cámara de Diputados que en lo que resta del año no habría incrementos en las tarifas eléctricas domésticas.

Con motivo de la glosa del Sexto Informe de Gobierno, el funcionario mencionó en su comparecencia que en la actualidad, la tarifa que recibe 99% de los hogares del país es 16% menor en términos reales a la que existía al cierre de 2012.

Aseguró que “Las tarifas que consumen alrededor de 38 millones de usuarios de la CFE, los usuarios residenciales de bajo consumo, no han subido en el sexenio, e incluso en términos reales se han reducido en 16 por ciento”.

Sin embargo, en un sondeo realizado por Acustik Noticias en Cancún, se recogieron opiniones diversas en este sentido. Al día 31 de octubre, último día para realizar el pago del consumo próximo anterior, al menos dos encuestados, Anahí y Olán López, señalaron que no han tenido variaciones en los últimos meses:

“Pues por el momento no. -¿Sigue pagando lo mismo?- Sí. -¿Es contrato doméstico?- Ándale, sí. -¿Entonces, usted no ha visto ningún cambio?- No, por el momento no. No sé si suba o vaya bajándose pero es imposible de que baje”.

No obstante, la mayoría de los entrevistados señalaron que sí han tenido aumentos en sus recibos de energía eléctrica, o que saben de personas a las que les están cobrando más, como señaló Geny Brito:

“Sí, bastante. Sobre todo los que pagan con la tarjeta de ‘CFEmático’. Sí se ha incrementado bastante. Todos los que vienen aquí a hacer su pago, cada vez que vengo ellos dicen que se les incrementa más de lo que consumen. -¿Usted no tiene ese sistema?- No, yo no tengo ese sistema. -¿Usted paga bimestralmente?- Sí. -¿Y usted, personalmente, en su caso, ha visto alguna variación, algún incremento?- Pues no porque yo trato de cuidar la electricidad. -¿Tiene usted aparatos que consuman mucha energía, como aire acondicionado o microondas?- No, pero tengo el microondas, refrigerador, la lavadora, de todo, pero no tengo aire acondicionado.

Otras entrevistadas experimentaron incrementos desde un 30 hasta 300 por ciento de sus consumos habituales, y reflejan con sus palabras el sentir de la clase trabajadora ante esta situación. Hablan: Wendy Moreno, Inés Jiménez, Patricia, Elizabeth y Marilyn, amas de casa:

“Sí, pues en mi caso a veces de 100 pesos, 80… -¿Ha sido así durante los últimos meses?- Sí. – ¿Y del anterior a éste ha visto cuánto subió, más o menos?- Pues aí, como 50 pesos. -¿Tiene usted aparatos que consuman mucha energía, aire acondicionado por ejemplo?- No. – ¿Y qué piensa de esto?- Pues, jajaja, que están sacando para su aguinaldo”.

Facebook Comments