Aprueba el Senado de la República, iniciativa de Morena para proveer atención médica del IMSS y el ISSSTE a parejas del mismo sexo, asestando con ello un fuerte golpe a la homofobia y discriminación en México

Por: Sergio Salazar

ACUSTIK MEDIA

Cancún, Quintana Roo.- Durante el año pasado, el haber sufrido de discriminación o menosprecio a causa de algún motivo o característica personal fue bastante significativa en México. De acuerdo a la Encuesta Nacional sobre Discriminación 2017, realizada por el INEGI, un 40 por ciento de la población homosexual del país, indicó en esta encuesta que en los últimos cinco años se les fueron negados sus derechos por este motivo.

Ante este panorama, el pasado 6 de noviembre, el pleno del Senado de la República aprobó una reforma a las leyes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), que permitirá dar un servicio igualitario sin distinción de sexo.

Esta reforma, aprobada por unanimidad de 110 votos, fue impulsada por los senadores de Morena, Martha Lucía Mícher Camarena y Germán Martínez Cázares, y propone igualar los derechos en materia de seguridad social, como en las pensiones de viudez para hombres, o por orfandad para hijos de un matrimonio igualitario.

Esta fue la primera reforma aprobada por la actual Legislatura, y fue turnada a la Cámara de Diputados para su análisis y eventual aprobación.

Al respecto, la Senadora guanajuatense Martha Lucía Micher Camarena celebró este importante paso en la política del país:

“Bueno, primero decirles que nos sentimos muy orgullosas, muy orgullosos de aplicar un principio fundamental en esta política, en este nuevo gobierno: el principio de progresividad. No daremos un sólo paso atrás en lo que ya tenemos que trabajar. Todas y todos ustedes tenemos derecho a tener derechos. Todas las comunidades, toda la población, sin excepción, no puede ser víctima de discriminación. Quien los ofende a ustedes nos ofende a toda la sociedad”.

Por su parte, el Senador Germán Martínez, nominado para dirigir al Instituto Mexicano del Seguro Social, precisó que debe haber disponibilidad y aceptabilidad de este servicio:

“No más discriminación, que es ese trato diferente y perjudicial de inferioridad a las personas por su credo, por su preferencia sexual, por su preferencia política, por su raza, por su género; y tampoco no más discromatopsia, es esa enfermedad que no permite ver los colores. Quien no vea los colores, es decir, es quien no está viendo un México plural, un México diverso, un México distinto en el que somos con el otro y nos entendemos con el otro y con la otra, aunque sea distinto”.

Y es que tanto la Organización Panamericana de la Salud, como la Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) llaman a erradicar estas actitudes y prácticas de las escuelas, los lugares de trabajo y de los espacios públicos, en particular de los servicios de salud. Estos organismos señalan que muchos gays y chicas trans evitan acudir al hospital por miedo a ser discriminados o maltratados, lo que se traduce en el deterioro general de su salud y muerte prematura.

Esta reforma avalada por el pleno del Senado incluye diversas disposiciones de las leyes del IMSS y del ISSSTE, luego que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó en diciembre de 2015, la constitucionalidad del matrimonio y concubinato entre personas del mismo sexo, reconocidos por el derecho internacional; y por ello, el IMSS ya ha venido afiliando a matrimonios del mismo sexo desde ese mismo año, confirmó María Trinidad Villanueva, Jefa del Departamento de Afiliación y Vigencia de la Subdelegación del IMSS en Cancún.

Hasta el momento hay apenas una decena de pensionados por matrimonio igualitario solamente en Cancún, mientras las pensiones negadas doblan esa cifra, también en esta ciudad, por no cubrir los requisitos de ley.

Facebook Comments